miércoles, 1 de junio de 2011

Historia de las Lesbianas 8


Mis adoradas alumnas de la ESCUELA DE SEÑORITAS hemos llegado al siglo XX. En México  desde el primer año del siglo los homosexuales estábamos presentes en todos los ámbitos sociales. Siempre en una actitud tanto velada como discreta pero viviendo su vida sexual tan libremente como se podía. Sin duda el homosexual más vistoso de la época es el gran escritor Salvador Novo, quien en su libro “La Estatua de Sal” –publicado hasta después de su muerte- nos relata como era el ligue gay en los baños, tranvías, calles y bares. Se hablaban con nombres femeninos y Novo fue famoso por pasivo. Las lesbianas de nuevo estuvimos guardaditas en nuestras casas viviendo tanto como bisexuales como lesbianas, siendo la bisexualidad más aceptada siempre que el lesbianismo.
En Europa se comienzan a gestar movimientos políticos homosexuales y algunos repudian las teorías de Freud donde los homosexuales podemos o debemos ser “curados”. En Berlín, antes de la subida del nazismo al poder, se encontraban tanto bares de gays como de lesbianas aún cuando la sodomía (masculina o femenina, pues a las mujeres nos llamaban sodomitas también) estaba penada por la ley. Las autoridades miraban hacia otras partes y surgieron revistas y literatura donde el tema de la homosexualidad ya se trata de manera abierta y con cierto recelo como forma de vida. Las lesbianas debemos morir trágicamente a causa de nuestros amores antinaturales. Los homosexuales deben pagar el precio de su perversión. Con la llegada del nazismo cambia radicalmente el panorama y los homosexuales son confinados a campos de concentración y obligados a portar el triángulo rosa visiblemente en el brazo. En teoría las lesbianas sufriríamos una suerte parecida, ser confinadas a los burdeles de los campos de concentración, aunque esto fue una idea pues no se documentan detenciones de lesbianas.
En Paris también se dan salones de té, bares y cabarets de lesbianas que fueron muy famosos. Con la II guerra mundial desaparecen y las lesbianas volvemos a confinarnos en nuestras casas. Surge en  la ciudad luz la moda de vestirse como hombres, usar sombreros masculinos y monóculos. Las lesbianas nos dividimos en masculinas y femeninas lo que en Estados Unidos cobra el término de butch y femmes que seguimos usando hasta la fecha.
En Inglaterra también surgen movimientos de homosexuales y existían bares, zonas de ligue y cabarets mixtos.
En la España anterior a la guerra civil y la subida de Francisco Franco al poder también surgen lesbianas que viven libremente su sexualidad aun cuando no fuera abiertamente aceptado por la sociedad. Escritoras que tocaban el tema usaban pseudónimos masculinos para esconder un poco su homosexualidad pero era un secreto a voces.
En Estados Unidos también se da el boom de las lesbianas antes de la gran depresión pues la mujer comienza a ser económicamente autosuficiente, la situación cambia completamente con la crisis y se acaba el paraíso económico para nosotras. La II guerra les abre las puertas al ejército y las mujeres en las fuerzas armadas por más homosexuales que fueran solían no asumirlo ni calificarse como lesbianas o bisexuales. Por otro lado comienza a haber un tipo de pensamiento en el que las mujeres podíamos vivir un lesbianismo intelectual que no incluía el acto sexual más sí el amor romántico. Llegaron a afirmar que el amor entre mujeres se daba naturalmente en la generalidad, que los hombres impusieron la heterosexualidad como norma y que las mujeres nos habíamos convertido en las esclavas sexuales de los hombres. Las mujeres homosexuales comenzaron a casarse con hombres también homosexuales para guardar las apariencias o con hombres heterosexuales para vivir una bisexualidad encubierta. Decir lesbiana causaba espanto, pero decir bisexual no levantaba tanta polémica. Lo más cómodo era ser bisexual pero considerarse heterosexuales de alguna forma. Parejas de lesbianas que vivían juntas se camuflageaban como hijas adoptivas o primas, hermanas etc. La comunidad homosexual se había organizado y comienza el activismo por la igualdad de derechos.
Son muchas las lesbianas que destacan durante la primera mitad del siglo XX, Marlene Dietrich, Gertrude Stein, Greta Garbo, Joan Crawford, Marguerite Radclyffe Hall, Marguerite Yourcenar, Lucha Reyes, Carmen Amelia Robles (Amelio Robles), Gabriela Mistral y muchas otras más a las que veremos en detalle en las siguientes clases.
Por hoy dejaremos la clase ahí mis queridas alumnas de la ESCUELA DE SEÑORITAS. De tarea les sugiero que revisen los artículos sobre lesbianismo en wikipedia para que tengan un espectro más amplio de ésta época. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

YAKILIBRE, EXIGIMOS LIBERTAD INMEDIATA, AMIGOS Y FAMILIARES