martes, 19 de abril de 2011

Con M de Matrimonio


Uno de los derechos por los que la comunidad LGBT ha peleado hasta el cansancio es el de poder contraer matrimonio entre hombres o entre mujeres, entre uno y una sí se vale. Coahuila y el Distrito federal han legislado a favor de estas uniones y ya se pueden casar en sus territorios. Sin embargo faltan decenas de estados por conquistar para que el casamiento entre hombres o mujeres sea posible en todo el territorio nacional. Otra lucha por la que se pelea a diario es por el derecho de adopción.

Matrimonio quiere decir elevar a la calidad de madre. Esto entre dos mujeres es más que posible, bueno se puede todas las veces que queramos, pero entre hombres es un poco más difícil de aplicar, los hombres no pueden ser madres. Tendriamos que usar otra palabra que matrimonio para definir su estado civil y no quedarnos en un eterno debate por ello.

También se trata de m de mujer, condición biológica que hasta el momento no se puede cambiar. No importa si el estado emite o no documentos para los transexuales, transgeneros y travestis. Aún con una operación de reasignación de sexo geneticamente seguimos siendo del sexo biológico. Cuando aprendamos la tolerancia y la aceptación entraremos en la convención que marcan los hermanos y hermanas trans de la comunidad y la gente los aceptará como su sexo adoptado.

También se trata de M de Medicina. Yo a los hermanos y hermanas trans les recomiendo que consulten un endocrinólogo y que sea él quien les dé  las hormonas. Usar hormonas del sexo contrario puede ser efectivo para la transformación pero también puede acarrear desórdenes a lo largo de los años. Con las inyecciones de aceites desconocidos les recomiendo no meterse ya que a la larga les causará terribles dolores y molestias aparte de deformaciones. Las prótesis de mama adelante, son lo que mejor les funciona. Lo mismo para las mujeres que quieren tener pechos de hombre, la cirugía es sin duda la mejor opción. Pero no se confundan en su sexo adoptado, su sueño de ser mujeres es un camino largo de mucho trabajo. No son solo las pelucas y los maquillajes, es toda una forma de pensar que se reflejará en sus cuerpos, pero no hay fórmulas mágicas ni estados omnipresentes que con un papel las convierta en mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

YAKILIBRE, EXIGIMOS LIBERTAD INMEDIATA, AMIGOS Y FAMILIARES